Créditos rápidos

¿Hay diferencia entre autónomo y freelancer?

Con el desarrollo sostenido de la tecnología y la globalización del internet, han surgido nueva clase de trabajadores que, adaptados a los avances, consiguen su medio de vida en la red.

Un par de ejemplos de estos son los freelancer y los autónomos, dos novedosas clases de mano de obra que aunque pueden parecerse, realizan su trabajo de forma muy distinta.

¿Qué caracterizan a estos tipos de trabajadores?

Por lo general, los autónomos y los freelance son personas con un alto nivel de preparación profesional o técnico que contrario a lo antiguamente común, deciden emprender su trabajo por sí mismos mediante los recursos online.

En ambos casos, estos trabajadores se apoyan en el internet para conseguir potenciales clientes, sin embargo aunque su forma de trabajo resulta similar, existen grandes diferencias entre ambos.

¿Cómo diferenciar a estos trabajadores?

Si bien es cierto que la línea que separa a los freelancer de los autónomos cada vez se hace más delgada, aún existen algunas características fundamentales que te permitirán diferenciar uno de otro.

 

  • Tiempo de duración

 

Por lo general, el trabajo de los Freelance posee un tiempo de ejecución determinado, usualmente corto, mientras que la labor de los autónomos suele ser indeterminada o contar con lapsos mucho más prolongados.

 

  • Los Precios Son La Clave

 

Un Freelance fija el precio de su trabajo antes de comenzar a ejecutarlo, de hecho, muchos incluso cobran una parte por adelantado como seguro.

Un autónomo trabaja para cobrar, es decir, suele trabajar jornadas enteras sin saber a ciencia cierta cuánto dinero genera, esto debido a que suelen trabajar en ventas.

 

 

  • Facturar o no facturar

 

Normalmente los clientes de trabajadores freelancer no exigen factura de ningún tipo, esto debido a la extrema rapidez con la que suelen realizarse estas transacciones.

Por el contrario, el trabajador autónomo está obligado por ley a generar factura por cada uno de su trabajo.

 

  • Única fuente de ingresos

 

El trabajador autónomo posee su trabajo como única fuente de ingresos, mientras que un Freelancer posee por lo general un empleo a parte que le genera la mayor parte de su ingreso.

 

  • Trabajo tecnológico

 

El concepto de trabajador autónomo puede ser mucho más amplio que el de Freelancer, de hecho, un autónomo puede ser un taxista dueño de su coche, un electricista o un comerciante.

Mientras que un freelancer siempre estará ligado al mundo tecnológico, aun cuando se dedique a actividades tan clásicas como la escritura.

En Conclusión…

Aunque en muchas ocasiones el trabajo de  ambos pueda confundirse y causar incluso algo de duda, la verdad es que existen sobradas características que te ayudarán a diferenciarlos.

Eso sí, en cualquier caso tanto autónomos como freelancer le han abierto la puerta a cientos de empresas que prefieren sus servicios antes de contratar a otras empresas de gran tamaño.

Esto debido en gran medida a la alta calidad y al bajo precio de sus servicios, algo que resulta insuperable.