Créditos rápidos

Ahorrar: una tarea imposible?

En estos tiempos de crisis el ahorro se ha hecho una tarea difícil. La sociedad española antes de la crisis de 2008 tenía una cultura muy consumista, las personas se gastaban todos los ahorros y para continuar con el consumo solicitaban créditos bancarios.

  Luego de la explosión de la crisis los bancos se vieron afectados por el gran nivel de morosidad de allí que años más tarde tuvieron que hacer sus políticas más estrictas para otorgar préstamos. Esto ha hecho que la sociedad vuelva a ahorrar.

  El fantasma de la crisis persigue a las personas ya que no quieren volver a vivir lo mismo de esa época de ahí que han mostrado un poco más de compromiso para ahorrar dinero.

  Sin embargo, el alto costo de la vida, las múltiples responsabilidades, las emergencias que se presentan a diario tornan difícil ahorrar el porcentaje ideal para las familias. Es por ello que en este artículo te explicamos por qué se torna tan difícil ahorrar y qué hacer para superar estas barreras.

  El primer motivo es no mostrar un objetivo claro. ¿Por qué ahorrar? Ese es el error que muchos cometen que no tiene un objetivo claro del ahorro. Lo que no le da seriedad al proyecto y termina disipándose entre las obligaciones, consumismo y las emergencias.

  Para superar este obstáculo se debe tener un fin, por ejemplo, comprar un coche, pagar los estudios, invertir en un negocio, entre otros.

  Otro motivo por lo que la gente fracasa en su plan de ahorro es por no tener una planeación adecuada. Por ejemplo, se deben sacar cuentas, hacer presupuestos de ingresos y de gastos, fijar un porcentaje específico para el ahorro que no debe faltar mensualmente, pues ya cuentas con un objetivo claro-.

  El fin principal de la planeación es poner en orden las finanzas personales, conocer con que se cuenta y conocer en que se va el dinero. Y también fijar la cuota del ahorro al mes. Para esto se debe tener mucha constancia.

 El siguiente motivo es el más importante y se refiere a la falta de disciplina de las personas para seguir con el objetivo en pie y para llevar una vida financiera ordenada.

  En tal sentido, puedes contar con una meta bien establecida, ahorrar religiosamente todos los meses pero si no tienes disciplina todo se acabará.

  Por ejemplo, tienes ya un año ahorrando pero sale al mercado el último celular inteligente de la marca más famosa del mundo y caes en la tentación y te lo compras, mandando a la basura meses de esfuerzo y dedicación en el ahorro.

  Antes de caer en el consumo irresponsable puedes arriesgar parte de tus ahorros para tratar de incrementarlos haciendo pequeñas inversiones, esto te puede traer más beneficios y acortar la meta. Trata de que sean cantidades pequeñas que no represente una cifra significativa en tus ahorros.

  Ahora que ya sabes las razones por lo que el ahorro se hace difícil en muchas personas. Entonces, marca la diferencia y empieza a desarrollar tu proyecto de ahorro. Ánimo.